LOS 10 ERRORES EN LA DERMATITIS ATÓPICA

dermatitis atopica

Cuando te enfrentas a una dermatitis atópica y nada te funciona haces lo imposible para mejorar esta situación. Compras una crema milagrosa en otro país, bebes infusiones medicinales, algún remedio casero del youtube y un sinfín de consejos de amigos y vecinos que algunas veces pueden ayudarnos, pero que mayormente no van a darnos el efecto deseado y nos van a generar frustración. Os pondré un ejemplo: si queremos mantener limpia una casa junto a un camino de tierra muy transitado , podemos limpiarla de muchas maneras , seguramente todas ellas efectivas, pero no servirá de mucho si dejamos nuestras ventanas abiertas, ¿verdad?. Pues de eso se trata, hagáis lo que hagáis, intentad no caer en los siguientes errores, pues sería como dejar las ventanas abiertas.

 

 No debes utilizar cremas o lociones perfumadas. Los perfumes suelen llevar alcohol y por consiguiente resecan la piel. Por si fuera poco podrías ser alérgico a las fragancias y empeorar aún más la situación.

 

No debes frotar la piel para el secado. Al frotar arrastras la crema o aceite utilizado y también erosionas ligeramente la epidermis arrastrando la poca grasa natural de la piel. Debes secar suavemente y con toallas de algodón.

 

No te laves con jabón. El jabón arrastra la grasa y las pieles atópicas por definición son secas y con carencia de lípidos “grasas”. No nos sirve de nada emplear la mejor crema hidratante del mundo si la vamos a ir eliminando con jabón. Los geles especiales para pieles atópicas no contienen jabón, por eso hacen poca espuma.

 

No te abrigues demasiado . El sudor favorece los picores e incluso podría provocar un brote.

 

No creas en “ preparados milagrosos “. No te creas todo lo que se anuncia. La dermatitis atópica es una enfermedad crónica de la piel. Si existiese ese preparado milagroso tu médico lo sabría. Consulta siempre con un especialista.

 

No elimines ningún alimento de tu dieta , salvo por indicación clara de un Alergólogo

 

No dejes de usar las cremas de cortisona por miedo. En ocasiones , la hidratación e higiene adecuadas no bastan para controlar la dermatitis atópica. Es mejor que hables con tu medico sobre tus miedos y sigas sus instrucciones para aplicar el tratamiento de una manera segura.

 

No lleves las uñas largas. Aunque quieras evitarlo, el rascado puede producirse por la noche de manera inconsciente mientras se duerme.

 

No dejes nunca de cuidarte. Sigue una rutina diaria con todos los productos de hidratación o tratamiento que uses. Si algún producto te cuesta mucho utilizarlo o es muy caro, cámbialo, pero es fundamental la hidratación diaria haya o no haya brote en ese momento.

 

Y lo último, pero no por ello lo menos importante, no debes sentirte culpable ni avergonzarte de tu enfermedad, esto generaría una ansiedad y/o estrés que agravaría tu dermatitis y si no puedes con ello , pide ayuda, no cargues tú solo con ese peso.